photoshop muy duro

Análisis – Tetris (2011) iOS

Jugar a un nuevo Tetris es como encontrarse con un viejo amigo que hace años que no ves. Salvo que le haya tocado la lotería, dado un pelotazo en el mundo de los negocios u ocurrido una desgracia, todo lo que va a contarte son cosas de lo más corriente: su nuevo trabajo, lo buena que esta su nueva novia o lo contento que vive con la que ya conocías, que el otro día se encontró con el chico que se meo encima en primero de preescolar. Escasas noticias y pequeñas anécdotas que han dado color a su vida. Pero te las contará a lo grande, como si fuera algo que ha revolucionado su vida. Efectivamente, es el amigo pesado con el que no querías encontrarte pero que no te caía suficientemente mal para decirle: “Tengo prisa, ya doné el mes pasado”.

Sus novedades suelen ser muy normales sí, pero a veces, solo a veces, llega y te cuenta una historia brutal sobre una fiesta, una piscina, tetas al aire y un famoso detenido por la policía. El Tetris no es tan emocionante, pero como buen amigo pesado que vuelve a ti tras unos años, intenta traer esa novedad que llame tu atención. En este caso trae el modo “un toque”, un tipo de juego realmente interesante para el dispositivo que estamos manejando, en mi caso un iPod Touch. Aunque la pantalla táctil del iPod es perfecta para algunos juegos, Tetris no se encuentra entre ellos ya que al principio de una partida las piezas van muy lentas y es todo muy sencillo pero a medida que aumenta el ritmo la precisión es obligatoria y por muy capacitiva que sea la superficie no nos dará el movimiento perfecto que necesitamos. Es por eso que la idea de “un toque” encaja perfectamente.

onetochoeasyLo primero que pensé al probar este modo es que era un Tetris para tontos, cada pieza te da unos segundos para que elijas en cual de las posiciones disponibles , que puedes ir cambiando pulsando en la pantalla, quieres colocarla y cuando lo decidas tocar la posición para que caiga inmediatamente allí; si el tiempo se acaba antes de conseguirlo la pieza caerá en el centro de la pantalla con la posición inicial que tuviera, el estilo de toda la vida del Tetris. Hemos perdido los antiguos valores, el colgado del salón recreativo tendrá que aprender a realizar movimientos rápidos de dedos en lugar de hábiles gestos de muñeca ¡dejamos atrás una época! Sin embargo, partida tras partida vas comprendiendo que no había otra manera mejor de llevar todo el sabor del juego ruso a las pantallas táctiles actuales; las líneas se eliminan, los niveles suben, el tiempo para seleccionar donde quieres poner la pieza se reduce… cuando te quieras dar cuenta estarás tocando la pantalla antes de que caiga la pieza porque ese medio segundo que tienes a partir del nivel más alto para colocarla te obliga a intuir que posiciones serán las del próximo tetrimino. Este nuevo modo elimina la necesidad de un pad sobre la pantalla y la precisión que ello conlleva y pone a prueba nuestros reflejos a la hora de colocar piezas y eliminar líneas. En definitiva, un auténtico Tetris táctil y divertido que no se ha convertido en un horrible mutante.

Pero no os asustéis, si os van los retos también hay un modo maratón con unos controles más clásicos. Es cierto que no hay un virtual pad para mover en la parte inferior de la pantalla pero no hará falta gracias a unos controles bastante intuitivos, aunque invisibles, que nos permitirán tener el juego a pantalla completa sin molestar demasiado con nuestros propios dedos. Por supuesto es más complicado de manejar que la versión un toque pero así tienen contentos a todos los públicos.

Y para rematar un trabajo decente, que por 0,79€ no está nada mal, tendremos disponible el modo Galaxy, una variante del modo un toque en el cual deberemos llegar a la meta eliminando para ello todas las líneas necesarias y con la ayuda, si queremos, de items. Además  han incluido un sistema de recompensas con el cual cuanto más rápido lleguemos a la meta más T-Monedas recibiremos. Las T-Monedas nos servirán para un par de cosas, la primera de ellas será comprar nuevas canciones y galaxias y la otra, y más interesante, para comprar los items que podremos utilizar durante el modo Galaxy que muchas veces serán obligatorios para finalizar las pantallas en un tiempo bajo y poder conseguir un mayor premio.

Pero también existen otra manera de conseguir T-monedas y esta son los logros personalizados que te ofrece Origin y que se basan normalmente en batir tus propias puntuaciones o número de líneas en los diferentes modos, los más difíciles, o en el uso de items que has adquirido recientemente que son más sencillos pero también dan menos recompensa. Por supuesto si quieres puedes pagar por las T-Monedas o unirte al T-Club para que los premios sean mayores, pero eso se considera trampa en las altas esferas del gamer  y se paga, literalmente, muy caro.

Y así termina vuestro encuentro, unos años después os volveréis a ver, recordaréis esta historia como si fuera la mejor del mundo, os hará menos gracia pero todavía será bastante buena. Y entonces aparecerá otro Tetris más pero esta vez traerá multijugador.

notaza premoh

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *