superhot cabe

Análisis – SUPERHOT (PC)

Muy caliente

Super…Hot…Super…Hot…Super…Hot” son las palabras que una voz metalizada dice durante la repetición del nivel. Se te clavan en el cerebro de manera brutal, suenan rebotando de un lado a otro sin parar, sientes necesidad de oírlas una vez más podrías dejar la repetición para escucharlas pero en cambio necesitas avanzar, introducirte un poco más en la historia, saber más de lo que Super Hot puede o quiere contarte.

Todo en Super Hot está enlazado, nada más arrancar el juego una especie de menú antiguo de ordenador nos dará la bienvenida y con él una conversación de Chat en la que un amigo nos recomienda encarecidamente que probemos la aplicación porque es realmente interesante. De repente para responder nuestro cursos parpadeará incitándonos a escribir a nuestro colega de la red (Y esta frase me ha hecho instantáneamente viejo) e instintivamente lo haremos dándonos cuenta de que pulsemos la tecla que pulsemos lo que podremos ver en pantalla no será lo que escribimos sino una conversación automática ¿Un truco de inmersión? ¿Algo relacionado con la historia? Sea como sea, descubridlo jugando, es brillante y funciona estupendamente para meterte un poco más en el juego.

Ya conocemos la mecánica del título en cuestión porque lo hemos seguido muy de cerca pero nunca está de más recordarla: deberemos acabar con una serie de enemigos marcados en rojo con el handicap/ventaja de que el tiempo solo transcurrirá cuando realicemos alguna acción. No estamos completamente estáticos ya que todo sucederá a cámara superlenta hasta que nuestro personaje se mueva, salte, arroje algún objeto o dispare, esto sigue siendo un First Person Shooter, y aumente la velocidad. Sin tener una variedad de acciones que sean exageradas, recordando rápidamente se me ocurre saltar, moverse, disparar, arrojar arma/objeto o una habilidad especial que adquiriremos hacia mitad del juego, la cantidad de combinaciones que se pueden realizar es amplia dejándonos algunas repeticiones de nivel espectaculares.

superhotscreen (2)

El bate de beísbol es el nuevo arco en los videojuegos

En cada nuevo desafío estaremos entre entre uno y dos minutos, sin contar las veces que tengamos que repetirlo para estar satisfechos, lograr un buen tiempo o simplemente para hacerlo más bonito como si de un juego de Platinum se tratara. Pensaremos rápidamente, sin darnos cuenta muchas veces, a quien debemos eliminar primero antes de que se nos acabe el cargador de la pistola, si debemos arrojar un extintor a ese enemigo para después recoger su katana y rajar al que tenemos al lado y todo ello mientras esquivamos al señor con escopeta que acaba de aparecer a nuestra derecha y nos puede volar la cabeza en un momento. No hay más posibilidades, un toque y estás muerto pero el vídeo de 10-15 segundos que queda luego viendo tu acción a velocidad normal es tan espectacular… y las palabras “Super…Hot” tan necesarias.

De hecho si lo deseas puedes registrarte en la web y subir tus repeticiones al canal de YouTube que tienen creado para la ocasión y donde se pueden ver algunas cosas realmente impresionantes que ha hecho un jugador de Alemania o Estados Unidos pero que perfectamente podrías ser tú. Killstagram lo llaman.

The SUPERHOT team concibió la idea en el 2014, de hecho desde su web os invitan a probar el prototipo, y la ha depurado al máximo añadiendo una historia que se pega a la jugabilidad del título como una lapa y no la suelta hasta un final bastante desconcertante. Han imbuido un FPS con estética minimalista, que por cierto le va como anillo al dedo, con una mecánica propia de los juegos de estrategia, una acción táctica deliciosa y con un resultado tan satisfactorio al acabar de nivel que te hace querer seguir jugando hasta finalizar el título e incluso después gracias a los desafíos y modos de juego que estarán disponibles al acabar la historia principal.

SUPERHOT es una innovación tan agradable como necesaria.

Nota9

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *