yokoyoko

Music Sunday – Yoko Shimomura

Al final de una manera u otra Kingdom Hearts iba a entrar en Music Sunday

No parece mal día para recordar a una compositora, no ha muerto tranquilos sigue en activo y en buena forma, que llega décadas deleitándonos con grandes piezas de la historia de los videojuegos. Hablamos de Yoko Shimomura, una japonesa que aún no alcanza los cincuenta años y ha trabajado en títulos como Street Fighter II, Parasite Eve o la saga Kingdom Hearts.

¡Era joven y dinámica! Con tan solo 5 años ya tocaba el piano ya tocaba el piano y dominó el instrumento, pero estas cosas las podéis leer tranquilamente en la Wikipedia que es de donde más fácil es sacar información sobre cosas tan “raras” como una compositora japonesa de videojuegos, no os voy a abrumar con datos que no queréis, vamos a lo gordo, vamos a cuando la contrató Capcom.

Capcom, la actual Crapcom o la compañía de los remakes HD, se fijó en ella tras recibir algunas demos de sus composiciones y el primer juego en el que trabajó no fue otro que Final Fight componiendo las dos últimas partes de la quinta pantalla, Bay Area, piezas en las que no se podía intuir aún como iba a acabar componiendo temones rompecorazones en Kingdom Hearts pero que maldita sea como lo hacía de bien en la época de los 16 bits. Formó parte de Alph Lyla, una de las bandas que por aquella época se formaban en las compañías de videojuegos (recordemos que en Sega también se hacían estas cosas) para tocar piezas de su compañía.

Antes de abandonar Capcom, la joven Yoko fue trasladada a la sección arcade de la compañía y nos dejó, junto a Isao Abe, la mítica banda sonora de Street Fighter II o el gran beat’em up The Punisher en el que podéis notar como el guitarreo estaba bien de moda a casi mitad de los noventa. Fue entonces cuando puso rumbo a Squaresoft, una compañía que empezaba a vivir una época gloriosa.

En Squaresoft trabajó en grandes títulos empezando por Super Nintendo, ella fue la culpable de que pusiéramos la música de Mario en formato RPG con Super Mario RPG: Legend of Seven Stars, con composiciones tan buenas y ágiles como la que sonaba durante la batalla contra Smithy era fácil cambiar el género al fontanero. También se atrevía con el futuro junto a Noriko Matsueda en la primera parte de Front Mission, un Strategic RPG en el cual manejábamos un pequeño comando de mechas. Entonces llegó la época Playstation.

Tobal No. 1 no fue el mejor juego de lucha pero Square Enix se empeñó en publicarlo y Shimomura estuvo allí para aportar su granito de arena. Sin duda mucho mejor fue su colaboración con Parasite Eve, el juego de culto de PSOne que tuvo bastante éxito en la época y que a día de hoy no está nada mal tampoco. Lo último antes de su gran bombazo, si es que os parece poco todo lo mencionado, fue su apoyo en Legend of Mana, una saga que los japoneses conocen como Seiken Densetsu y que ya iba por la cuarta entrega.

Y fue entonces, después del simulador Hatakaru Chocobo, cuando Square la señaló para trabajar en Kingdom Hearts, posiblemente una de las sagas con más relleno insano de la historia pero con la cual los fans siguen encantados y esperando moviendo el rabo la tercera entrega. La verdad es que esto supuso un antes y un después en la vida de Yoko ya que justo al terminar la genial música de Kingdom Hearts, puede que ver a Mickey y a Squall en una misma pantalla o su historia no me motive pero su banda sonora es de quitarse el sombrero, abandonó Squaresoft (justo un año antes de que se fusionara con Enix, The More You Know) y se hizo freelance para convertirse en posiblemente la madre que mejores nanas puede componer de todo japón.

Es demasiado clásico para no ponerlo

Post bombazo

No se detuvo ahí la carrera de Yoko, por supuesto no estamos hablando de una one hit wonder sino de una veterana que a partir de ahí dedicaría su tiempo a su familia y su pasión: componer.

Tras KH no quiso dejar huérfana a la rama RPG de Mario y compuso para Mario & Luigi Superstar Saga de Game Boy Advance.  Y estás sagas fueron las principales tareas de la compositora, se dedicó a Mario & Luigi y a la exigente amante Kingdom Hearts que no es que haya tenido pocos títulos precisamente. Quienes seguís ambas sagas sabéis de sobra que cuentan con bandas sonoras de excelente factura, ahora ya sabéis a que mujer agradecérselo. No obstante cabe destacar su colaboración junto con otros compositores en Xenoblade Chronicles o uno de los últimos juegos en condiciones de PSP, The Last Ranker, en el que parece que volvía a Capcom aún siendo freelance. No os molestéis en encontrarlo a no ser que sepáis japonés porque su lanzamiento solo se realizó allí, eso sí, no hace falta saber japonés para disfrutar de su banda sonora.

Realizó también en 2008 Drammatica- The Very Best of Yoko Shimomura, un álbum que recogía sus mejores trabajos orquestados y que tenía un guiño al futuro. Un año antes pudo trabajar en un primer disco junto con la cantante Chata que no tendría nada que ver con los videojuegos, su nombre fue Murmur y en este extracto podéis identificar claramente la música de la compositora.

El Futuro

Son dos los juegos en los que colaborará y de los cuales podéis tener todos los miedos del mundo sobre sus gráficos, gameplay o en que consolas aparecerá, lo que queráis pero con este currículo no podréis decir que su música será mala. Son Kingdom Hearts III, aunque está difícil que supere el trabajo que realizó con la primera parte y el guiño al futuro antes citado: Final Fantasy XV. Esto es debido a que Final Fantasy Versus XIII nunca llegó a salir, bueno más bien fue reconvertido en FFXV, pero en su tráiler la canción Somnus ya estaba presente.

Os dejo con dicha canción que me parece un cierre perfecto y potente a un breve repaso por la trayectoria de una de las mejores compositoras japonesas de videojuegos pero también con una genial entrevista que hicieron en La Fortaleza de LeChuck que merece mucho la pena leer.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *