Music Sunday – Turrican (Amiga)

turrican

Originalmente nacido en Commodore 64 (el 64 era de los SESENTA Y CUATRO KILOBYTES DE RAM)  y diseñado por Manfred Trenz, Turrican tenía tan solo los FX. Era un buen juego, gráficos bien para los enormes e intrínsecos mapeados que disponía cada nivel que se movían todo lo suave que se le podía pedir a un juego de 1990 mientras disparábamos a todas aquellas creaciones cibernéticas que M.O.R.G.U.L., el super ordenador que se rebela contra sus creadores, había construido para destruir a la humanidad. Un plataformas con grandes toques de “dispara a todo lo que pilles” que lo partió en todas las plataformas donde aterrizo.

Sin embargo fue la versión de Amiga, que acompañada con la música de Chris Hülsbeck y un increíble aumento gráfico, la que se llevó la palma de todas las versiones.

Yo tampoco lo conocía, en esta sección todos aprendemos algo, y esta semana toca saber algo más de este alemán llamado Chris Hülsbeck. Nacido en el 1968 ya apuntaba maneras desde los 17 años cuando ganaba con Shades, el premio de una revista alemana en los ochenta; la composición, cargada de esa ciencia ficción misteriosa de la época, sorprendió al jurado de 64’er y después de escucharla un rato no me parece nada descabellado. Es muy buena.

¿Pero por qué parar con la gloria de un premio si tienes toda una variedad de mundos que llenar con tus canciones? Chris trabajó, además de en la saga Turrican, en títulos como The Great Giana Sisters, la intro de R-Type o aquel juego de helicópteros llamado Extreme Assault, el cual probablemente solo recuerde yo porque me vino con la revista Tiempo. Eran tiempo  duros en los que no sabía tanto de juegos como ahora y agarraba todo lo que me echaran.

Turrican de Amiga tuvo la suerte de sacar el premio gordo de las versiones: se llevó la primera banda sonora del señor Hülsbeck, el cual había captado perfectamente la sensación que debía transmitir la música del juego. Lo demuestra desde la pantalla de título con aquella voz digitalizada que daba la bienvenida a Turrican para acto seguido comenzar una composición rápida y con una tonadilla casi más propia de una recreativa que nos invite a echar una moneda que de un juego de ordenador.

Por supuesto aquellos mapas laberínticos y las múltiples armas que íbamos a disparar durante los niveles merecían composiciones más complicadas aún. Y así fueron. El primer mapa al que nos enfrentamos comienza con unos primeros segundos llenos de misterio que desembocan nuevamente en una frenética melodía con tintes épicos a la que rápidamente acompañaremos con los FX de nuestra pistola. Pero no todas son así, simplemente con alcanzar la segunda fase disfrutaremos de algo un poco más relajado, con más pistas de bajo y un tono más oscuro. Turrican son tiros y exploración y a medida que avanzamos cogemos más la dinámica, no es ir de izquierda a derecha sino investigar el mapa para encontrar secretos, la música de la segunda fase del último nivel, el quinto, parece querer decirnos eso. Chris deja de lado completamente la velocidad con la que empezaba el nivel para empezar a indicarnos que esto se acaba y hay que ponerse un poco más serio.

Gran banda sonora, buen juego y ya sabemos un poco más de un clásico de los 90, Chris Hülsbeck. Mi selección esta vez va para la melodía la melodía final de la tercera fase: veloz, chiptune y con unos efectos de fondo que me recuerdan gratamente al scratching.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *