olliolli cabcera

Music Sunday – OlliOlli y el recuerdo de Nujabes

Fue hace casi dos semanas cuando el último Humble Indie Bundle se ponía a la venta. Por un mísero dolar podías hacerte con OlliOlli, Tower of Guns y Insanely Twisted Shadow Planet, todos grandes juegos, muy divertidos pero uno de ellos es auténtica droga. Cuando me he querido dar cuenta eran las seis de la mañana y aún estaba haciendo backflips y grindando pasamanos para acabar despeñándome con 500 puntos en el Daily Grind, sin embargo había otra cosa que me hacía permanecer atento a lo que sucedía en pantalla, casi hipnotizado: una banda sonora perfectamente seleccionada.

OlliOlli es un juego desarrollado por Roll7 que bien puede ser el primer Tony Hawks en 2D gracias a la cantidad enorme de movimientos que hay y una jugabilidad basada en combos y objetivos que te hace engancharte muy fuerte. Si a esta mezcla le añades un control más que decente solo queda una cosa por bordar: su música.

Los temas que componen la banda sonora de OlliOlli están elegidos al milímetro; tenemos un poquito del imprescindible dubstep en los videojuegos con Society de The Qemists, la pequeña locura electrónica de Dorian Concept con Her Tears Taste Like Pears o el chiptune/demo con Dark Sky y su Leave. Todos estos temas van genial con la cantidad de horas que puedes tirarte delante de la pantalla realizando pruebas y más pruebas para jugártela en el Daily Grind y petarlo en los marcadores mundiales, no te cansarán y te animarán a seguir intentándolo. Es un poco música de drogón pero al fin y al cabo es en lo que te has convertido.

Pero entre ellas se van intercalando todas las demás. Entre subidón de dubstep y electrónica loca empiezas a vislumbrar las verdaderas joyas de la corona: músicas relajadas, melodías que recuerdan al jazz, samples que parecen entrecortarse. En este momento si conoces alguna de las series de Shinichiro Watanabe es posible que sus bandas sonoras empiecen a pasar por tus recuerdos: el bebop de Cowboy Bebop, el jazz de Sakamichi no Apollon y por supuesto ese extraño anime que mezclaba hip hop y samurais llamado Samurai Champloo. Ahí es donde te vas a parar, vas a investigar y vas a descubrir porque la banda sonora de OlliOlli puede recordarte un poco más a este último título. Un nombre: Nujabes.

Este productor, DJ y compositor fue quien introdujo parte de su alma a la serie de Watanabe y cada año que pasa desde que falleciera en un terrible accidente de coche hace cuatro años es algo por lo que lamentarse. Nujabes tenía ese estilo tan peculiar en sus composiciones, conseguía transmitir mediante samples y beats relajados una sensación de total tranquilidad y belleza y muchas de las canciones que aparecen en el juego de Roll7 recuerdan muchísimo su música. Así Lazy Suzan de Ackryte con sus samples entrecortados, la tranquila y genial Long Arm de The Roots con su batería o la misteriosa Dwarf Dance de fLako traen a nuestra memoria, o al menos a la mía, aquel fantástico álbum de Nujabes que es Modal Soul.

Os dejo con la que para mí es la mejor de toda la banda sonora y con una lista de YouTube que intenta recopilar todas las piezas que componen ese pequeño secreto a voces que es la música de OlliOlli.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *