nuclear throne

Music Sunday – Nuclear Throne

Que en Vlambeer hacen las cosas bien es algo que llevamos años sabiendo, que son unos auténticos enamorados de los arcades es algo que también dan a conocer con cada uno de sus títulos pero con Nuclear Throne, sin haber salido aún del Early Access, han explotado absolutamente todas sus virtudes y la música es una de ellas.

Este shooter-arcade quiere que coronemos a nuestro personaje como el próximo rey de yermo y para ello deberemos atravesar cinco mundos divididos en tres fases y un boss además de ciertos niveles de transición o incluso algunos mundos secretos que podemos desbloquear si sabemos cómo hacerlo. La gracia está en la creación aleatoria de niveles, la selección de nuestro personaje y su habilidad especial y en unas armas que harán las delicias de cualquier buen aficionado a los arcades. Es adictivo, es inmediato y con una música que no tiene nada que envidiar a los mejores juegos.

Empezando con una guitarra acústica y melancólica para luego irrumpir fuerte con el grueso de la canción, el main theme de Nuclear Throne es una de esos tracks por el que te puedes quedar en el menú de selección de personaje unos cuantos minutos sin importarte demasiado. Por supuesto no se detiene ahí, cada uno de los escenarios que componen los aleatorios niveles de Nuclear Throne están bien aderezados por una melodía para cada uno de ellos.

Se agradece muchísimo que el primero de ellos, Drylands Theme, ayude a empezar la partida empujando al jugador con su fuerza extraña. En un minuto de composición le da tiempo a ser fuerte, a tener un momento de paz y relajarse y a volver a subir para seguir avanzando sin parar. Una melodía que lo tiene todo para no aburrirte. En el cementerio de coches, Scrapyard, sonará una composición menos precipitada por una sencilla razón, en este nivel vas a tener que andarte con cuidado de que coches y cazadores no exploten y acaben rápidamente con tu partida y el compositor de Vlambeer sabe darte exactamente lo que necesitas escuchar.

Uno de los cambios en la banda sonora que más sorprenden, aparte de la canción que recuerda a las Tortugas Ninja  y el grandísimo rap que se marcan para los niveles secretos, es el theme del mundo helado. Frozen City Theme es lento, calmado y en ocasiones triste pero nuevamente encaja con un juego que cada vez te obliga más a pensar tus movimientos y cuales son las armas a elegir para el siguiente enemigo.

Me encantaría hablar de los restantes niveles y su nivel de simbiosis con su música pero no he sido capaz de llegar más allá del mundo helado, no obstante claro que he escuchado el resto de la banda sonora y algunos detalles que la hacen un poco más especial. Las melodías que suenan durante las batallas contra bosses son todas versiones de la misma melodía y las tres geniales y bastante diferentes, la cámara de la corona suena muchísimo a Mass Effect con ese misterio y esa especie de coros y os aconsejo que pongáis la lista de reproducción de Nuclear Throne y escuchéis las versiones alternativas de cada uno de las canciones porque son absolutamente brillantes todas ellas.

Esta vez como elección me voy a quedar con el Main Theme, no es una decisión muy original pero me parece brillante como carta de presentación del juego en general. Aunque he sufrido para no poner el rap.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *