Music Sunday – Advent Rising (PC, Xbox)

Advent Rising

GlyphX, antes de ser adquirida por Sandman Studios, ya estaba unida al mundo de los videojuegos.  Después de años de crear cubiertas, imágenes e incluso algún que otro vídeo para diversos juegos es lógico que les empezara a picar el gusanillo por crear una obra propia. Quizá el problema estuvo en aspirar a tanto, aunque teniendo algunas cosas buenas de base, entre las cuales destacaba sobre todo su magnífica banda sonora, fue comprensible.

Advent Rising aspiraba a muchísimo. Para empezar estaba pensado para ser una trilogía, su propia web todavía en pie así lo indica, y la inconclusa primera parte dejó, a todos aquellos que supimos saltar muy alto para esquivar sus múltiples fallos, un amargo sabor en nuestra boca llena de saliva por seguir las aventuras de Gideon Wyeth.

La historia era muy de space opera y respaldada por un peso pesado de la ciencia ficción como Orson Scott Card. Un elegido, conflicto interplanetario, poderes, armas a dos manos, invasiones…no le faltaba de nada para ser un grandísimo éxito. Lamentablemente tenía fallos bastante importantes en el control que lo hacían terriblemente impreciso a la hora de elegir objetivos y una serie de bugs que no te borraban la partida pero si te hacía perder un montón de tiempo si los pillabas en mal momento. Así es como algo que pinta tan bien sobre el papel se pierde tontamente a pesar de que la crítica no lo machacó en exceso por ello. Pero todos sabemos cómo funciona esto.

Por fortuna para nuestro Music Sunday, Advent Rising contaba con una banda sonora sencillamente espectacular. Sin nada que envidiar a pesos pesados en esto de los tiros y el espacio como son Mass Effect y Halo, GlyphX Games encargaba a Emmanuel Fratianni y Michael Richard Plowman la composición de los temas para ser interpretados por Laurie Robinson y Tommy Tallarico, primo del cantante de Aerosmith, Steven Tyler y creador de Video Games Live, un concierto en el que se interpretan grandes temas de los videojuegos.

Lo que hicieron estos cuatro genios a nivel tanto de composición como de interpretación fue sencillamente magistral. La banda sonora es completamente épica en todos y cada uno de los momentos llenando de vida a unos personajes que por aquel 2005 no se puede decir, lógicamente, que estuvieran tan bien animados como hoy en día. La orquesta y los coros acentúan los momentos emotivos e incluso de más acción y si sois buscadores de la épica a la hora de jugar, dichos coros los agradeceréis cuando estéis realizando un salto a lo Max Payne para esquivar esa decena de disparos a la que has sido sometido.

Os dejo el link para que podáis escuchar esta obra maestra de las bandas sonoras del videojuego y a continuación mi elección, Bounty Hunter, cuyos coros son bastante espectaculares como el resto de tracks.

Una recomendación: dadle una oportunidad al juego si sabéis quedaros con la miel en los labios y no mirar directamente a la cara a sus fallos y su edad. No será el mejor juego que tengáis desde luego, pero es una caramelito con forma incompleta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *