Demo-it: Warhammer 40,000: Space Marine

MARINE DEL ESPACIO JODERNo soy el mayor fan de Warhammer 40,000 (WH40K a partir de ahora), pero siempre he sentido una pequeña debilidad por sus juegos, sobre todo desde Dawn of War y esas escasas pero épicas partidas que jugaba por internet con un amigo. Tampoco me va el rollo ese que tienen de “fuerza y honor por los marines del espacio si hace falta me corto la polla por ellos”, de hecho suele aburrirme bastante. Sin embargo si tenía ganas de probar el último juego de Relic ya que es el típico estudio que si te tiras hacia atrás con los ojos cerrados estará ahí para recogerte y que no te caigas. Es posible que por ello me duela un poco más pensar que WH40K: Space Marine es más un ejercicio de fan service que un buen juego.

La demo que aterrizó ayer en el bazar de Xbox 360 consta de 2 niveles. El primero de ellos es para que comprobemos cómo funciona el sistema de combate. Será algo tan sencillo como llegar de A a B y defendernos de unas hordas hasta que llegue el ascensor de turno, para ello tendremos a nuestra disposición 6 de las armas que hay en el juego, cuatro de fuego y otras dos para el combate cuerpo a cuerpo. Tenemos delante de nosotros una mezcla de shooter en tercera persona sin ninguna clase de movimientos de cobertura, esto es estilo Gears of War donde sus culos y espaldas están más pegados en la pared que unos homófobos en Chueca, combinado con un hack’n’slash demasiado básico por lo visto en la demo. El problema: No destaca en ninguno de los dos géneros.

Como shooter las armas son las de toda la vida pero Warhammerizadas. Tendremos la pistola bolter, el bolter (metralleta), bolter silencioso (rifle francotirador), las granadas y el lanzador de venganza que tras ese nombre de gran magnitude (POP POP!) se esconde un lanzador de minas cuya explosión podemos controlar. Como hack’n’ slash podemos probar la espada sierra y el hacha de batalla, cada una de las armas tienen combos propios pero sinceramente no vi que existiera una gran diferencia entre ambas a la hora de blandirlas contra las hordas de orcos.

Nunca podremos basarnos en uno solo de los tipos de juego para avanzar, los niveles, además de ser bastante grandes y espectaculares aunque lineales, están diseñados para que saquemos provecho a los dos tipos de armas. Existirán zonas donde tendremos que repartir leña a diestro y siniestro con nuestros pesados brazos y una buena hacha y lugares donde nos veremos obligados a disparar para salvar nuestro pellejo. También se combinarán ambos enemigos (los que disparan y los que no) en el mismo ataque para complicarnos un poco más la vida, de hecho a veces nos la complicará tanto que acabaremos muriendo por no poder salir de una marabunta de orcos o porque nos hayan acorralado malamente en una esquina del mapa. Parte de culpa de que nos encierren la tiene la cámara, está demasiado pegada al marine como para maniobrar con comodidad al luchar cuerpo a cuerpo, para disparar es perfecta pero a la hora de repartir espadazos es algo incomoda ya que no vemos nada de lo que tenemos detrás nuestro.

bam bam a la genteNo se ve así , ya os aviso

La parte más cuidada, y en cierto modo importante, es sin duda alguna la lucha cuerpo a cuerpo. Más cuidada no significa más compleja ,es completamente al revés, es terriblemente simple. Los combos son muy básicos pero la necesitaremos ya que realizar los finisher a los enemigos parece en principio la única manera de recuperar vida. Dispondremos de un escudo que sí se recuperará con el tiempo pero que nos quitarán rápidamente y sin compasión, de modo que cuando nos veamos bajos de energía simplemente nos dedicaremos a hacer el combo de ataque+aturdir para seguidamente dar a B/círculo y presenciar una muerte salvaje a la par que espectacular que nos otorgará un buen trozo de barra de vida. También dispondremos de un icono para el modo furia que irá creciendo a medida que vayamos matando enemigos, al activarla brillaremos como un unicornio y haremos bastante más daño, como un unicornio.

El otro nivel disponible en la demo nos muestra cómo será el manejo del retrorreactor que es a todas luces algo que todos los adictos a la pandilocura queríamos saber. Para mi desgracia el reactor solo funciona bien en espacios muy grandes y bien definidos, cambiará nuestro botón A/equis que utilizamos normalmente para esquivar para realizar pequeños saltos con la mochila y si lo dejamos presionado nos elevaremos para visualizar la zona y poder tanto alcanzar lugares inaccesibles de otro modo como para realizar un aterrizaje brutal y destruir parte de los enemigos o tirarles al suelo.  Como he dicho antes esto solo funciona cuando hay un espacio bastante grande para maniobrar, si nos encontramos con un espacio “reducido” (con esto me refiero a grande simplemente) conseguir aterrizar a lo bestia para hacer daño al enemigo se volverá prácticamente una misión imposible ya que la cámara vuelve a traicionarnos y apuntar debidamente es muy difícil.

1 marine, 10000 puntos de aterrizaje

Por la demo prefiero que Relic siga dedicándose a la estrategia, no es que WH40K: Space Marine sea un juego horrible, ni mucho menos, pero si deberían haber desarrollado un poco más ambos tipos de juego, veremos como queda en la versión completa. La simpleza es un arma de doble filo y me temo que Relic va a saborear la parte amarga del cuchillo esta vez.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *