Necesita reposar ¿Y ahora que?

futurama thinking

Siempre hay varios momentos en la semana de todo jugador en el que el título al que llevamos jugando horas pierde su “encanto” o bien necesita un poco de tiempo para asimilar lo bueno, o malo, que es viéndonos obligados a abandonarlo un rato. Sin embargo queremos seguir jugando, es nuestra afición, ya hemos leído nuestras páginas de turno sobre videojuegos, visto los últimos gameplays y trailers y hemos hecho todo lo relacionado con el mundillo pero lo que nos gusta de verdad es jugar, queremos jugar.

Todos hemos estado en ese punto crítico de duda, de “¿ahora que hago?”, de “no me apetece leer ni hacer punto de cruz”, de “quiero seguir jugando pero ¿a qué?”. No os voy a presentar alternativas palpables, eso muy personal para acertar, pero seguro que os podéis sentir identificados en cualquiera de las vías en las que habitualmente acabo cuando llego a esa pregunta.

La recuperación de un clásico

outcast

Aunque aparezca en primer lugar nunca suele ser la primera opción y tampoco creo que la más recomendable, salvo que no hayamos conseguido terminarlo nunca y suponga un reto personal (Hola FFVII). Recuperar un clásico con el que hemos vivido un gran romance videojueguil es siempre un arma de doble filo. Por una parte en nuestros recuerdos solemos tener las películas, series y por supuesto videojuegos sobrevalorados y seguro que no ha sido la primera vez que os habéis puesto a ver una película que os encantó cuando eráis niños y no aguantáis cuando ya sois jóvenes-adultos; pues bien, con los juegos es mucho peor. A no ser que haya tenido detrás la majia de Miyamoto, Inafune o alguno de los grandes desarrolladores atemporales, además del evidente salto gráfico que se da con los años, tendremos que lidiar con una jugabilidad que duele más que una patada en la entrepierna. Mentiría si dijese que no disfrute de Outcast (1999) en el año 2008, pero también lo haría si no os advirtiera que el control era un auténtico dolor hasta que te acostumbrabas. Está bien recuperar clásicos pero hacedlo con moderación (y con muchas ganas) porque en gran parte de las ocasiones romperéis un buen recuerdo o perderéis el tiempo dejándolo de lado a las pocas horas.

Los Arcade/Navegador (Farmville no plz thz)

Super House of dead ninjas

Estos son mis favoritos, los matatiempos de toda la vida, la partidita al MAME entre viciada y viciada. Si bien no soy muy fan de los juegos de navegador, aunque sé de buena tinta que ArkNapalm me ha descubierto títulos muy interesantes y que pagaría por ellos sin problema, admito que una parte de ellos merecen mucho la pena y son el pasatiempo ideal entre largos periodos de juegos “serios”. En cambio yo soy más de los arcade para descansar.

Horas delante de mi pantalla jugando al Pacman Championship Edition, días reiniciando niveles en el Sine Mora superando mis puntuaciones y luchando en los marcadores por subir unos puestos más. Los arcade son perfectos para estas situaciones porque nos permiten echar unas partidas rápidas y a un ritmo frenético para descansar de ese gran título de RPG que tanto nos está gustando pero del que debemos parar  de vez en cuando para no morir de agotamiento al leer sobre la vida y problemas de la gente en sus pueblos y ciudades.

Free 2 Play

Hawken

Tampoco suele ser mi primera opción pero tal y como se están poniendo las cosas parece más y más válida. Y no hablo de League of Legends solamente, que cada vez es más importante y no falta en ninguna LAN Party que se precie, si no del futuro DOTA2, Team Fortress 2, Tribes: Ascend, Trackmania Nations (que hasta que no fui a la NetWired no me enganché), un montón de alternativas que en los últimos años se salen del MMORPG gratuito de turno y abrazan un buen montón de géneros que van desde los shooters hasta la estrategia en tiempo real que intentará establecer End of Nations.

El último al que jugué unas cuantas horas durante su beta fue Hawken, un FPS de mechas muy entretenido y que no se queda simplemente en el típico juego de tiros multijugador que imita al Call of Duty/Counter. En diciembre espero que me robe muchas horas más.

La segunda oportunidad

50cent nigga

Otra de mis favoritas. No solo de títulos que han obtenido más de un ocho de nota media entre la crítica vive el jugador, todos tenemos nuestros juegos “de segunda” que compramos de vez en cuando precisamente con vistas a estas situaciones peliagudas de sequía. Lamentablemente también son muchos los que se quedan en las estanterías esperando su turno que tarda bastante llegar, este es su momento. Estamos cansado de dar saltos entre árboles en el Assassin’s Creed 3 o de disparar a los malos en el nuevo Call of Duty de turno, saquemos de la estantería ese Deadly Premonition, ese El Shaddai o ese 50 Cent: Blood On The Sand y volvamos a colocarlos en la bandeja después de los 20 primeros minutos que les dedicamos cuando nos llegó el paquete a nuestra casa.

Es algo que agradeceréis a vuestros bolsillos y probablemente descubráis títulos mucho mejores de lo que alguna vez pensasteis cuando hicisteis el pedido.

Poneros indies con vuestros culos

Miami Hotline

El desarrollo indie está en alza desde que en el 2009 saliera Braid y con él se lanzaran al vacio un montón de desarrolladores con ganas de triunfar lanzando sus brazos al aire para ver si con suerte cogían alguno de esos globos de fama. Es imposible casi que no tengáis un juego independiente en vuestra colección de Steam porque con la cantidad inhumana de Humble Indie Royale Gala Bundle que han salido todos tenemos alguno en nuestra biblioteca.

Jamestown, Miami Hotline, Frozen Synapse, Gemini Rue, Osmos, Noitu Love, Shatter, Super Meat Boy, Terraria, los tenéis de todos los colores, sabores y géneros para que no os falte de nada a la hora de elegir y además tenéis la suerte de que son baratos y normalmente están ligados al arcade convirtiéndolos excelentes opciones y haciendo a un desarrollador o pequeño grupo de desarrolladores muy feliz. Jugadlos que muchos merecen  demasiado la pena para estar cogiendo polvo en tu disco duro. Shatter llevaba un año en mi cuenta y hasta hace nada no he jugado…me arrepiento tanto.

¿Os habéis encontrado más de una vez en alguna de estas situaciones verdad? Si es que todos los jugadores en el fondo tenemos algo en común.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *