Extra Time

AT cabecera

No hay nada mejor, en este nuestro universo paralelo de videojuegos donde todo es felicidad y demandas contra Blizzard, que un buen juego. Llegar a casa y ver ese sobre o paquete de UK, si sois pobres sabéis de lo que os hablo, y correr a abrir ese triple A de hace tres meses que te acabas de comprar porque por fin lo han bajado de precio. Quitarle el precinto, el olor a nuevo y las 8 o 12 horas siguientes de viciada que nos llevará a un final normalmente no tan satisfactorio como ha sido el resto del tiempo que has jugado pero con el que siempre sonreímos un poco viendo los títulos de crédito. Ya está, lo hemos conseguido, hemos salvado el mundo otra vez ¿puede haber algo mejor? Puede.

Escasas son las ocasiones en las que un final es un final en un videojuego, tras las decenas de nombres de desarrolladores, artistas, diseñadores, agradecimientos y marcas varias, siempre suelen dejar un pequeño vídeo con una conclusión extra, una puerta abierta a una secuela como hacía descaradamente Darksiders y a más de uno nos molestó bastante, o un mensajito que nos invita a volver a pasarnos el juego en New Game + con todo lo que hemos avanzado, Dark Souls por ejemplo lo hace con toda naturalidad porque sabe lo que tiene entre sus manos y lo que podemos hacer con nuestro personaje manteniendo el nivel. Sin embargo existen algunos títulos que no se quedan ahí y van más allá.

Hablo del falso final. Juegos que están en su punto álgido y se cortan con una conclusión digna de un videojuego de segunda pero que tal y como están las cosas podría tratarse incluso de algo definitivo y que cerrara el juego. Fundido en negro y títulos de crédito. Pena en nuestros rostros, furia y satisfacción de haber jugado algo realmente bueno pero que acaba estúpidamente mal. Rabia. Alegría. Y vuelve a coger el mando porque esto no ha terminado.

Pocos son los títulos que se arriesgan a realizar la maniobra y de hecho lo considero un arma de doble filo debido a lo complicado de su ejecución. Primero porque como jugador te hiere pensar que todo ha acabado así, estoy seguro que más de uno ha salido lanzado a foros diciendo que tal título es una mierda como un campano,  la impaciencia está dentro de muchos gamers, es un hecho. Lo segundo y más importante, es que para realizar un extra time en un juego hay que estar a la altura de lo jugado y superarlo. No puedes arriesgarte a dar un falso final si la conclusión definitiva es peor incluso que el propio final de mentira, no he visto todavía un título que la cague de una manera pero si tengo dos claros ejemplos de cómo hacerlo bien y cómo hacerlo meh.

No voy a spoilearos nada sobre argumentos así que podéis caminar tranquilos entre las palabras, no obstante el aviso está aquí por si no queréis saber que juegos tienen extra time.

sad

Empecemos por lo malo. Hace relativamente pocos meses que conseguí finalizar Catherine, posiblemente con el peor final de los que había, y podríamos decir que no es la perfecta ejecución de la técnica. Sabemos desde el principio del juego que la torre tiene un número determinado de pisos que deberemos escalar de noche para alcanzar la libertad de Vincent; el objetivo está claro: acabar la torre, ser libre y con nuestras decisiones tomadas durante la aventura ver como acabamos de bien o de mal. En cambio el argumento toma un giro inesperado en la última noche y en lugar de los siete pisos que teníamos que sufrir, la cosa se alarga bastante más de lo que pensábamos llegando incluso a cansar al jugador.

Esto no implica que el juego sea malo, el nueve que le cascamos en el análisis habla por si solo, pero Ibero, nuestro comentador número uno/único, me decía que se habían pasado con la duración de la recta final. Y pensándolo bien, a pesar de mi amor por el juego y la técnica de la que hablamos, creo que tiene gran parte de razón.

El extra time como hemos dicho antes debe de respetar un poco las expectativas del jugador y además, estar por encima del nivel usual del juego. En este caso Catherine además de herir al jugador con una falsa conclusión y un final bastante más elaborado pero demasiado enmarañado, confunde subir el nivel de juego con una excesiva dificultad que, en mi caso, siempre es bienvenida pero admito que puede agotar a más de uno o incluso abandonar el título unos días estando tan cerca de la resolución. Catherine no es peor juego por tenerlo, pero podía haberlo hecho mejor.

YAY

El título con el que vi claramente que funcionaba el tiempo añadido es precisamente de la primera hornada de juegos exclusivos de Xbox 360. Capcom y los zombis querían ir más allá de Resident Evil y un Keiji Inafune se sacó de la manga el impresionante Dead Rising.

Dead Rising es un juego que te va a durar 72 horas (6 horas reales de juego sin cinemáticas) te pongas como te pongas. Frank West, reportero y mata-zombis, se mete voluntariamente en un centro comercial de Willamette para saber que ha desatado esa locura de muertos vivientes mientras rescata, si el jugador lo desea, a decenas de personas que se han quedado ahí cuando empezó la invasión mientras se enfrenta a psicópatas del más alto nivel. Este mini-sandbox tenía una cantidad ridículamente grande de buenas ideas, una gran historia que se volvía más y más interesante cuanto más profundizabas en ella y a pesar de tener un control algo tosco, eso no empañaba el resultado final. Pero acababa mal, la conclusión pegaba un tijeretazo que dejaba muchas preguntas sin contestar e incluso admito que me enfadé al acabarlo porque no podía creer que Capcom la hubiera cagado tantísimo con un juego tan bueno. Tras los créditos, aparecía entonces una nueva opción en el menú: Modo Overtime.

Lo comencé para saber que era aquel modo y mi sorpresa fue mayúscula cuando me di cuenta de que seguía la historia tal y como acababa, me dejaba seguir jugando y consiguiendo respuestas. No parecía muy allá porque la primera misión que te encomendaban era una sencilla búsqueda de objetos pero entonces todo se volvía gigante, el juego se superaba una y otra vez cada minuto llegando a una conclusión realmente satisfactoria y una recta final que iba siempre hacía arriba y que jamás he vuelto a ver en otro título. Habían depurado la técnica como jamás lo hizo nadie. Brillante.

Este tipo de trucos argumentales, si se hacen bien, pueden ser la diferencia entre un título más con buenas ideas, o un videojuego genial que intentas meter con calzador a todos tus amigos, a pesar de que no les guste el género, porque merece la pena jugar hasta el último segundo. El último segundo de verdad, el del extra time.

2 comentarios
  1. Ibero
    Ibero Dice:

    Ojo, que no digo que se hallan pasado exactamente, digo que te meten una serie de videos de falso final de 40-50 minutos o asi me parecio hasta que de repente toma mas juego.Aparte de que la dificultad de las ultimas subidas es rara, igual en una te toma 30 intentos, la siguiente 2, la siguiente 24, la siguiente la pasas a la primera aunque sea un boss.Y como ya pensabas que era el final, tener que hacer los pisos mas dificiles/pesados uno tras otro sin saber cuantos quedan pues eso, pero yo me lo comi todo de una vez, asi que el falso final enganchar me engancho.

    Responder
  2. Kenji
    Kenji Dice:

    Más que rara está en ver o no ver la solución, hay fases que puedes sacarla como dices en pocos intentos y otras que te cuestan más o directamente no las sacas, son más retos que niveles al uso y estarían bien como complementos pero no metidos obligatoriamente, por eso hablo de una subida de dificultad innecesaria. No es mal falso final, pero no es tan bueno como debería.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *