Análisis – Madorica Real Estate (Switch)

O como tener una escape room en casa a precio de saldo

Fue en mayo creo recordar cuando supe por primera vez de Madorica. Pocos datos, pocas imágenes y una descripción fue todo lo que necesitaba saber para no olvidar este título. Pasaron los meses y no había noticias de Gift10 Industry, su estudio, así que me dispuse a escribirles para saber que demonios ocurría con el juego que tanto había captado mi atención. Un muy amable Takeshi me respondió, se sintió casi tan entusiasmado por como un jugador se sentía atraído por Madorica como yo realmente lo estaba por catarlo. Sabía que no tenía los mejores gráficos, que en cambio la banda sonora corría a cargo de Tsukasa Masuko (Shin Megami Tensei) y eso le daría un punto de calidad… más tarde supe que necesitaría algo de papel y lápiz y un puñado de amigos.

Madorica Real Estate quiere contarnos la historia de como nosotros, en el papel de agente inmobiliario, deberemos ir visitando casa por casa (hasta 20) para expulsar a los demonios que en ellas habitan y así poder venderlas. Dicho de esta manera el juego de Gift10 Industry podría ser a un beat’em up, shooter o incluso un Metroidvania pero nada más lejos, Madorica es un juego de puzles y lógica en el que nuestra habilidad a los mandos es totalmente inútil y a lo que tendremos que darle duro, muy duro, es al cerebro.

Puedes jugar solo si quieres pero la experiencia cambia totalmente si tienes un grupo de amigos con los que discutir las soluciones que te harán progresar en la habitación y creo que es precisamente lo que busca el estudio con este juego. Las cuatro primeras sirven como una perfecta introducción, una suerte de tutorial que te enseñará como funcionan los hechizos y alguna pequeña mecánica que se repite, sin embargo cada sala es muy diferente a la anterior y esto es de agradecer.

En Madorica todo lo que hayas aprendido en la anterior vivienda puedes olvidarlo completamente para la siguiente. Gift10 Industry sabe realizar muy bien su trabajo y el público objetivo al que se dirige, es por ello que si en un nivel la solución del puzle esta basada en la observación de las paredes de las habitaciones, la siguiente puede estar totalmente centrada en la orientación del jugador y la siguiente en una correcta lectura del mapa. El mapa, un elemento imprescindible que nos ayudará en más de una ocasión y que añade el punto realmente mágico al juego: lo físico.

Está bien trastear con los Joy-Con pero está mejor que el título te obligue a tomar lápiz y papel e incluso en alguna situación tener que imprimirlo para poder tener las ideas más claras. Sobre el mapa intentaremos dibujar lo que veamos en las habitaciones para poder utilizarlo más adelante o elaborar teorías, escribiremos los códigos que consigamos descifrar para movernos por el nivel o incluso se nos recomendará recortarlo para conseguir acabar con el espíritu que habita en la casa. Entiendo como la desarrolladora usa su espíritu a medio camino entre el juego de mesa y lo virtual pero es cierto que algún «juego» con los Joy-Con sería de agradecer y un buen punto a tener en cuenta para una suculenta segunda parte.

Jugad Madorica, atreveros a pasar a través de esos gráficos desfasados y simples y abrazad la mezcla tan buena que Gift10 Industy sabe hacer entre los físico y lo virtual, literalmente tienen juegos de mesa que mezclan realidad virtual con tableros, demostrando que no tienen porque estar reñidos sino que además son una mezcla genial para el entretenimiento. No creo que os decepcione en absoluto.

ay que bonito ay

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *