abyss odyssey cabecera

Análisis – Abyss Odyssey (PC)

Cada vez que ACE Team lanza un nuevo título me echo a temblar. Este estudio chileno no hace malos juegos en absoluto y la imaginación que aplica a sus mundos en cuanto a motivaciones y arte les hace destacar en un mercado en el que es muy difícil diferenciarse lo cual ya dice mucho y muy bueno de ellos, sin embargo son los Suda51 latinos: su gameplay nunca es lo suficientemente suave.

Abyss Odyssey llegó este verano a Steam (y también Xbox 360 y PS3) y hace pocos días pude hacerme con una copia de modo que echemos un vistazo a la incursión del ACE Team en el mundo de los roguelike procedimentales.

La excusa que nos coloca Abyss Odyssey para introducirnos en el ano del mundo, en esta ocasión localizado en Santiago (Chile), y dirigirnos a su zona más profunda es bastante simple: un brujo está durmiendo y sus sueños están generando monstruos que invaden nuestra realidad. De este modo Katrien, nuestra primera heroína, deberá adentrarse en las mazmorras y derrotar el sueño del brujo pasando por diferentes cámaras.

AO cuenta con una dirección de arte genial y una banda sonora a la que quizás haya que echarla un vistazo en Music Sunday. Como todos los juegos de ACE Team es muy fácil decir que los hermanos Bordeu (Andrés, Carlos y Edmundo ¡HA!) están detrás de él ya que todo tiene un matiz tétrico en un mundo que, si bien en esta ocasión no está lleno de maldad y locura, quiere ser invadido por criaturas realmente extrañas. La imaginación que usan para crear a estos monstruos es genial, desde un toro de metal que lanza rayos laser y otro al cual le crecen plantas por el lomo pasando por algunos viejos conocidos de Zeno Clash como las brujas pájaro y El Gólem. Los enemigos son fantásticos y además en buen número algo muy importante como veremos más adelante.

AO leon ojos

No tan buena nota se llevan los escenarios. No porque no estén bien recreados, los cuatro ambientes que nos ofrece nuestro largo descenso no se hacen pesados de ver sino más bien por el hecho de que son generados de manera procedimental pero no te dan esa sensación. Es cierto que los niveles cambian y las rutas no son siempre iguales, además de tener cuatro tipos de escenario también estarán divididas en tres dificultades que podremos ver en el mapa, pero lo que siente el jugador es que está pasando una y otra vez en cada partida por los mismos niveles solo que a veces hay más saltos y trampas y en otras ocasiones más enemigos y tesoros. La poca variación a la hora de generar los niveles, sin llegar al extremo de desear no jugar más, no ayuda a querer echarle más de 15 horas y la duración de una partida es de aproximadamente sesenta minutos.

Pero vayamos a lo que más sorprendía del juego cuando se empezó a hablar de él y sus desarrolladores dijeron que el combate sería una mezcla de Street Fighter y Smash Bros. Menuda perla y que acertados estuvieron los jodíos porque Abyss Odyssey ofrece exactamente eso en los combates. Nuestro héroe o heroína luchará al más puro estilo brawl nintendero al poseer tres ataques normales y tres especiales personalizables ya que al ir subiendo de nivel iremos adquiriendo puntos de habilidad que nos permitirán mejorar su potencia, nuestra defensa y la cantidad de mana que podemos obtener. La mayoría de estos ataques están ligados a nuestra arma y equipo el cual podemos ir recogiendo en altares o soldados caídos y comprando a mercaderes que encontremos en las profundidades añadiendo otra dimensión más a la personalización. Es simple pero muy profundo, es aquí donde entraría la parte de Street Fighter ya que además de dichos ataques podemos utilizar tres puntos de habilidad para poder enlazar golpes y realizar combos mayores al permitirnos interrumpir nuestros propios ataques. El timing a la hora de defender puede ser decisivo para realizar contras o devolver proyectiles pero no se vayan todavía, aún hay más.

Los personajes que podemos evolucionar son solo tres, los protagonistas que iremos desbloqueando durante nuestras primeras partidas, pero podremos controlar a cualquier enemigo que capturemos dándonos un total de más de 40 personajes todos por lo menos con seis golpes básicos que combinar y con un tamaño y movilidad diferente. Es cierto que como en todo buen juego algunos son sencillamente paja pero el número de personajes interesantes que controlar es mucho mayor ayudando a dar variedad al juego. Y aquí viene el pero.

Es grande, es bonito, me gusta ¿Cómo va de gameplay?

La asignatura pendiente de ACE Team en todos sus juegos, aunque cada vez va a mejor y el retraso del gameplay respecto a la actualidad no se nota tanto como en Zeno Clash 2 por ejemplo (respeto, porque hacer un brawler en primera persona es muy complicado), Abyss Odyssey no se siente todo lo bien que se debería cuando estás a los mandos. La mayoría de enfrentamientos son multitudinarios contra tres o más enemigos y algunos de nuestros movimientos no se reflejan del todo bien en la pantalla haciendo que erremos demasiadas veces la dirección hacia donde estamos orientando el ataque. Mientras en defensa podremos realizar movimientos rápidos laterales con el uso de los botones superiores, en ataque no tenemos la misma suerte y es más complicado orientarlos. Con práctica consigues hacerte un poco a este rudimentario sistema pero pierdes bastante el flow que deseamos sentir en este tipo de juegos.

Este problema se acentúa sobre todo en el multijugador cooperativo. Para acceder a los rankings debes activar el fuego amigo de modo que haces daño a tu compañero, si a estos combates contra varios enemigos le sumamos el factor de que no podemos dañar a nuestro amigo y que la orientación de los ataques no va nada fina se desata un auténtico caos. Por suerte también podemos jugar sin el friendly fire activado, por desgracia la cámara es demasiado reducida para jugar cómodamente así que vas a estar jodido igual. Este detalle lo entiendo si estás jugando en local porque es posible que dependiendo de la máquina no dé la potencia para una pantalla partida pero online carece totalmente de sentido. También hay un versus a cuatro jugadores local/online por si queréis sacarle la mierda a vuestros amigos, funciona bastante bien y nos permite elegir a más luchadores aparte de los tres héroes principales (siempre y cuando los hayas desbloqueado) así como una criatura que actuará de support para hacer tag. Un buen añadido para darle unas horas extra al juego.

Aunque hablan de un roguelike procedimental AO lo es pero no lo parece. Esto se podría haber solucionado colocando más eventos aleatorios o cámaras especiales ya que aunque existe algún miniboss, la cámara del tesoro y las “fases de bonus” en las que podemos ganar acceso a alguna de las criaturas para controlarlas, se echa en falta más cosas geniales como el violinista demonio que nos ofrecerá un objeto poderoso con la condición de que pueda aparecer en cualquier instante para darnos caza.

En un momento en el que el género tiene títulos de sobra para elegir, Abyss Odyssey no es una mala opción. Es entretenido y profundo, y verlo, pese a que las animaciones no son de lo mejorcito, es una auténtica gozada gracias a la imaginación que echan los desarrolladores. Quizás el problema está en que nos podemos cansar pronto de rejugarlo incluso sin haber desbloqueado todos las criaturas por tener la sensación de que la mayoría de las partidas son iguales.

Nota 7: Es un buen juego, pero no consigue ser todo lo que debería haber sido. Como Urkel,y sale los viernes por la noche...como Urkel.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *